martes, abril 19, 2005

Hoy

Hoy vamos a intentar no hablar de trabajo, ni de jefes huidizos... vamos a intentar no hablar del tiempo, ni de estos nubarrones que acechan como lobos... intentemos no escribir poemas en el aire, de esos que se olvidan y se vuelan como las hojas del otoño... Tampoco vamos a confesar lo inconfesable, no vaya a ser que nos tachen de locos y nos persigan con sus hoces y sus hogueras... tratemos de no ser como todos, para que no nos confundan, ni nos traten como a ovejas mansas... seria estupendo que no nos perdiéramos en los sueños, por dulces y deseables que sean... pero tampoco quiero que nos llenemos de realidad, con sus aristas afiladas y sus bocinas de gris metal... Hoy tampoco hablaremos del futuro, con sus especulaciones, sus profetas y sus pitonisas... el pasado, tan lleno de recuerdos inventados y subjetividades cambiantes, no me interesa ya... y por supuesto... sería bueno no hablar del presente, ese soplo inexistente que ni el más sabio sabe alcanzar... intentemos no llorar por lo que no nos conmueve, y no gritar para que tan sólo resuene un eco.

Hoy no es un día para salvarse... hoy sólo se permite volar.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

se permite también revolotear...?

ERU dijo...

El revoloteo siempre fue un vuelo tímido, ligeramente cobarde... pero un vuelo a fin cuentas... Bienvenido seas quien seas.

Puedes revolotear a tu gusto

ERU dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Make_a_wish dijo...

Gracias.
Más que cobare es prudente, más que tímido es "juguetón" y, si, es un vuelo al fin y al cabo, como el de tus moscas de colores...