jueves, febrero 24, 2005

El punto de partida

Hay dias, en los que la soledad es más que un sentimiento, más que una sensación. Hay dias en los que la soledad es lo único real, la única que nos escucha y nos mece. Dias en los que la soledad es nuestra única compañera, y le confesamos nuestros pecados, le lloramos nuestras penas y le proclamamos todas nuestras futuras venganzas.

Esta es la torre de mi soledad, el lugar donde nadie habla el idioma de nadie, susurros en el vacio.

1 comentario:

Andre_Dosil dijo...

Dante Alighieri menciona en la Divina Comedia a Nemrod, el rey promotor de la Torre de Babel, del que dice:

"Raphel may amench zabi aalmi, comenzó a gritar auquella boca feroz en la que no encajaban palabras mas dulces".

Así serás: una boca feroz en la que no encajaran palabras más dulces.